06 junio 2007

Socialismo por Velázquez

El Árbol de la vida, Gustav Klimt
A Vallekas,
único distrito madrileño donde no ganó el Partido Popular
en las elecciones municipales y autonómicas 2007.
A Parla,
al final de la línea de tren, pero al principio de todo.


Es rubia de oro, rozando ya el platino. Queda un asomo de lo que fue en sus ojos negros: una real hembra de Parla, uno de los pocos reductos del socialismo en Madrid, Comunidad.

El día después de las elecciones, había algo más en sus ojos brillantes. Furia, rabia, indignación. Su amiga, vecina de Vallekas, la escuchaba con el orgullo que da ser minoría. El autobús, a tope. Los datos, demoledores, en las portadas impertinentes de los periódicos gratuitos. La mano de la rubia de Parla se crispaba sobre el papel.
El PP arrasó en Madrid. ¿Espejo de lo que somos?

"-Pues si se cree el Rajoy que va a ser presidente...¡va listo! Que no ha sido pa tanto esta mayoría".

La amiga, asentía callada, admirando su verbo decidido y firme. Los carteles electorales comenzaban a despegarse como un gran bostezo de hastío y apatía. El Photoshop mejora los rasgos de los candidatos, cubre las imperfecciones, nos impide ver la verdad. ¿Metáfora o realidad?

Volví la vista a la rubia de Parla. La miré atentamente.
El autobús circulaba cansinamente por el barrio de Salamanca, con una revolucionaria dentro.

"-Ya verás, ahora vendrá mi jefa a darme el día...que si Zapatero por aquí, que si Gallardón por allá...pues lo tengo muy claro. Se lo pienso decir muy clarito. Mira, bonita, yo sólo sé de Parla. Yo no he votado en Madrid. Yo he votado en Parla y allí ha ganado socialista".

La amiga, callaba. Su silencio era una mezcla de cesión de protagonismo y pasividad. La misma que la de la izquierda. ¿Qué ha pasado? ¿Tenemos metro y túneles y nos quedamos en casa a escuchar cómo otros votan? ¿O nos falta la ilusión y no nos la han sabido prender?
¿Acaso vino Sebastián a explicar en Villaverde por qué necesitamos un Museo Oceanográfico, desde el que soñar con un mar que no tenemos porque aquí no hay playa, vaya vaya? Qué idea tan buena. No necesitamos bibliotecas o más ambulatorios. Tenemos una depuradora apestosa que nos alegra las cálidas noches de verano. Qué buena idea: vistas a un océano virtual con aromas de putrefacción real.

La rubia de Parla no tiene el alma pasiva. No se ha dejado convencer por un metro que se inaugura a golpe de bata de cola, como en su vecina Villaverde, pero que se atasca en una red que no está preparada para soportar tanto peso eléctrico y tanto tráfico.
¿Cómo se ha olvidado que si el metro de Villaverde llega a Moncloa ha sido por la presión de las asociaciones vecinales y no gracias a la señora presidenta, que quería limitar la conexión con el final de la línea?

La rubia de Parla puede sentirse orgullosa. Ella fue a votar, ella tiene voz y voto en un autobús repleto de trabajadores de diverso pelaje, los más con hipoteca millonaria de por vida que se han creído que lo de millonaria iba por ellos, los menos asintiendo a sus palabras desde sus asientos.

"-¿Sabes qué? Que la izquierda tiene que espabilarse. Hay que espabilarse, que esta gente tiene mucha mala leche. Que nos hemos vuelto unos señoritos y eso no puede ser. Somos obreros, a ver si no...y nos creemos marqueses porque tenemos coche y casa. Pero qué tenemos. Si es que parece que estamos dormidos, toda la izquierda. Nos creemos lo que nos cuentan y no nos damos cuenta de la mala leche. Amos, se lo voy a decir mu clarito a mi jefa...sí señor, yo he votado socialista. "

Un temblor asoma de pronto al golpear suavemente la mano de su amiga vallecana:

-"Pero chica, más nos vale espabilarnos".

Querida y rubia vecina de Parla...¿cuándo se presenta candidata, que la voto?

2 comentarios:

Avellaneda dijo...

¡Qué desfachatez! Una rubio platino de Parla! y poniendo verde al PP en pleno barrio Salamanca ¡así va el país!
Me he reído un montón, imaginaba ese autobús lleno de proletarios exfumadores de ducados (bueno, quizá en su fuero interno) aplaudiendo a rabiar... o más bien sintiendo vergüenza ajena por no haber ido a votar.

Lo del oceanográfico de Sebastián para Villaverde es que ha sido pa mear y no echar gota ¿pero de donde se ha sacado eso?

Lo único que se me ocurre para que el PSOE haya hecho esta campaña con estos candidatos es que la daban por perdida. Total es como la gente con la monarquía "no, monárquico no soy, soy juancarlista", y es que en Madrid no son del PP son Gallardonistas (aunque diría otras cosas...)

Poddios, cuenta más momentazos de esos!!! :-D

PeggySue dijo...

ja ja ja muy bueno!
madrid es una ciudad tunelada, que no tuneada!...........